© 2023 by Sasha Blake. Orgullosamente creado con Wix.com

La invasión china

Although the artisans are guardians of this ancestral tradition and make an enormous effort to continue producing and creating: they also need to eat, pay what anyone needs to survive -seems sometimes that we forget- how many have not heard the haggling? "How much is less? So much for a simple blouse?" .

 

It is clear that they have had to resort to this type of cheerleading in order to continue. We believe that beyond condemning the sale of these products, we should value and acquire what their art really is. Forget about asking for discounts and believing that all the designers that work with these artists exploit them or do not pay them enough. or even questioning whether it is really made in Mexico.

 

The equation is simple the more we consummate the true Mexican art, there will be no reason to have to resort to the sale of these products. We invite you to reflect

and carry it out.

Desde hace ya algunos meses hemos visto por todas partes, estas bolsas a la venta, llama la atención para nosotras que sean las mismas artesanas quienes lo están haciendo.

 

Y antes de satanizar el hecho, nos gustaría llegar a la reflexión del por qué ha sucedido así. Sabemos bien, que éste no ha sido un año sencillo en cuanto a economía (entre muchas otras cosas más) en México.

 

Si bien los artesanos son guardianes de esta tradición ancestral y hacen un enorme esfuerzo por seguir produciendo y creando: también necesitan comer, pagar lo que cualquiera necesita para subsistir -pareciera a veces que se nos olvida- ¿cuántos no hemos oído el regateo? "¿cuánto es lo menos? ¿tanto por una simple blusa?" . Es claro que han tenido que recurrir a este tipo de chinerías para poder continuar. Creemos que más allá de condenar la venta de estos productos, deberíamos valorar y adquirir lo que realmente es su arte. Olvidarnos de pedir descuentos y de creer que  todos los diseñadores que trabajan de la mano de estos artistas les explotan o no les pagan lo suficiente. o hasta poner en duda si realmente está hecho en México.

‚Äč

la ecuación es simple entre mas consumamos el verdadero arte mexicano, no habrá motivo para tener que recurrir a la venta de estos productos. Les invtamos a reflexionarlo y llevarlo acabo.

Captura de pantalla 2018-08-10 a las 11.